En autoescuela DIESEL, además de prepararte para que obtengas los diferentes permisos de conducir, también hemos estructurado una serie de formaciones complementarias pensadas para aquellas personas que ya dispongan de algún permiso pero requieran de otras necesidades asociadas a la conducción de vehículos.
Estos cursos de conducción se ofrecen de manera continuada durante cualquier periodo del año.

Orientado hacia aquellos conductores que deseen volver a conducir después de haber estado mucho tiempo sin hacerlo.

Hacia aquellos conductores que quieran mejorar su confianza en situaciones concretas como por ejemplo: incorporaciones a autopistas, circulación en glorietas, estacionamientos, accesos a parkings, situaciones de congestión, etc…
Formación estructurada y completa. Nos adaptamos 100% a tus necesidades.

Amaxofobia es la fobia o miedo a conducir un vehículo que puede deberse, por ejemplo, a la inseguridad, a la participación de seres queridos en accidentes o a cualquier tipo de recuerdo doloroso relacionado.

A menudo se manifiesta en verdaderos ataques de pánico y diversos individuos que padecen de amaxofobia se quejan de ansiedad y agitación en los días u horas que tienen que conducir un vehículo. Puede presentarse en distintos grados, hasta el extremo de que esta fobia afecta a la vida social, por ejemplo, evitando salir si no hay alternativas de transporte. Esto puede afectarlo profesionalmente, debido a los problemas que le ocasiona el no poder trasladarse. Los objetivos que pretenderemos obtener serán:

– Desarrollar un sentimiento positivo de autoeficacia con relación al tráfico

– Implementar técnicas de auto control emocional para reducir el sentimiento de temor

– Mejorar la capacitación técnica para manejar el automóvil

Nuestro propósito es que aquellas personas que lo necesiten para desplazarse y su miedo se lo impida, puedan hacerlo de una manera técnicamente satisfactoria y con un sentimiento de autoeficacia suficiente.

La conducción eficiente consiste en introducir ciertos cambios en los hábitos de conducción para adaptarlos a las innovaciones introducidas en los motores actuales.

La forma tradicional de conducir no tiene en cuenta estas innovaciones y las posibilidades de los nuevos vehículos y es por ese motivo que debemos adaptarla  a ellas. La conducción eficiente permite entre otras cosas:

– Reducir el consumo de carburante ( hasta un 40%) y con ello la contaminación ambiental.

– Mejorar el confort del ocupante e incrementar la seguridad.

– Reducir el gasto de mantenimiento del vehículo.

– Incrementar la velocidad media.

 

Estás navegando con un Navegador anticuado y poco seguro, por favor actualiza tu navegador: http://browsehappy.com/